LC: TOO – GUIÓN DEL JUEGO

PIRÁMIDE DE OSIRIS.

ISIS: La trampa que nos había dejado atrapados aquí os ha marcado, y Ammyt, la devoradora de corazones, ha sido invocada. Saldrá de las profundidades de la tierra para encontraros, y haréis frente al juicio de Anubis. Llévate el bastón, con su poder puedo guiarte sin importar la distancia. Date prisa mortal, aquí no estás a salvo.

LARA: ¿Qué es eso?

ISIS: La marca de Set. Set sigue atrapado en Duat pero puede extender su poder a nuestro mundo. Tenemos que destruir sus marcas, allá donde estén.

LARA: Mmm… Como cauterizar una herida. Vamos allá.

LARA: Espera, déjame ver…

LARA: ¡Un disparo más!

SET: ¿Por fin habéis venido a postraros ante mí, diosecillos? Os debo mucho… Estuve perdido durante miles de años en la oscuridad de Duat, pero en cuanto tocasteis el bastón, empecé a oír una canción. Me guió de vuelta para que reclamara lo que me pertenece.

IRIS: Eres un asesino y un tirano, Set. Nosotros haremos justicia por Osiris, y te encerraremos en Duat para siempre.

SET: Lo que digas. Pero mientras os debilitabais en cautividad, yo dominé los secretos de Duat. Encontraré la forma de volver a este mundo; vosotros me habéis mostrado el camino. El trono será mío.

LARA: ¡Mirad! Set está reviviendo a su ejército.

ISIS: Ha corrompido los ciclos de la vida y la muerte para convertir a esos espíritus en sus esclavos…

ISIS: El poder de Osiris reside en este bastón. Si lo levantamos, afectará a todo lo que lleve su glifo.

LARA: Debe de haber un modo de subir ahí.

ISIS: No sé dónde está, pero Ammyt se aproxima. Tened cuidado.

ISIS: Tenemos que irnos. Nunca sabes cuándo va a aparecer Ammyt…

ISIS: Las trampas de este lugar son mortales. Debemos ir con cuidado.

LARA: Estas bombas son bastante útiles, pero procurad alejaros de la explosión.

ISIS: Lo tendremos en cuenta.

LARA: Bien… Vayamos poco a poco.

LARA: Ah, mierda…

ISIS: No podemos perder un segundo más. Ammyt os encontrará.

LARA: Cada cosa a su tiempo, por favor.

ISIS: ¡Es Ammyt!

ISIS: Devora las almas de todo aquel que se considera indigno… Y llevas su marca maldita en las manos.

LARA: ¡Nos ha visto! ¡Corred!

SET: Disfrutad de vuestros últimos momentos… Mi retorno está cerca…

LARA: Vaya, parece que no somos los primeros aventureros que se pasan por aquí.

LARA: Ah, sí. Encaja perfectamente.

LARA: Ahí está otra vez.

LARA: Es posible, sí…

LARA: Creo que la hemos perdido.

ISIS: Debemos irnos. Rápido.

LARA: Creo que por ahora no puede alcanzarnos…

ISIS: A los demonios no les importa esperar. Ammyt os perseguirá mientras estéis marcados.

SANTUARIO DE OSIRIS.

SET: Huid, pequeños dioses. Pasad vuestras últimas horas persiguiendo un sueño vacío. Volveré a gobernar este reino, y no podréis detenerme.

HORUS: ¡Te detendremos, cobarde!

SET: Intentadlo…

ISIS: La magia de Set nos ha bloqueado el camino al templo. Si no encontramos la manera de entrar, será imposible detenerlo.

LARA: ¿Y cómo lo detenemos?

ISIS: Necesitamos a Osiris. Puede ayudarnos a entrar en el templo, y su poder es el único capaz de hacer frente a Set.