Análisis de Shadow of the Tomb Raider: “Eidos Montreal termina lo que Crystal Dynamics comenzó”

Aún con la resaca de las vísperas de la celebración del 20 aniversario de la franquicia Tomb Raider, Square Enix no da descanso a la saga y lanza 3 años después de la última entrega, el nuevo juego de Lara Croft, que cómo los fans más acérrimos ya sabréis, se titula Shadow of the Tomb Raider, desarrollado por Eidos Montreal. Este juego supone la conclusión de la historia iniciada por Crystal Dynamics hace 5 años, donde nos encontramos una Lara recién salida de la universidad que intenta seguir los pasos de su padre Richard Croft, reputado arqueólogo que falleció cuando Lara era pequeña, en extrañas circunstancias. Esto hace mella en una Lara que arrastra, hasta su vida adulta, asuntos inconclusos de su vida personal que, de forma prácticamente fortuita, se van resolviendo durante estos primeros tres juegos del reinicio de la historia de Lara Croft.

En Shadow of the Tomb Raider, Lara tiene que seguir lidiando con la sombra de traumas pasados; una sombra que pretende disipar para dar carpetazo a asuntos paterno-filiales y acabar con La Trinidad; organización que se remonta a milenios atrás y que anda en constante búsqueda de artefactos y reliquias antiguas que les permitan conseguir la dominación mundial por medio de lo sobrenatural.

shadow-of-the-tomb-raider-screenshot-023

EL ARGUMENTO

Ha pasado un año desde Rise of the Tomb Raider. Con Lara ya asentada en su mansión y con los recursos económicos que la herencia le brindó, se encuentra viajando por todo el globo, intentando destruir las diferentes células que la Trinidad tiene por el mundo, que no son pocas. A estas alturas, Lara ya es la mayor rival de la organización y la persona que ha dado al traste varios de sus planes para el control mundial.

shadow

En este juego, en concreto, Lara sigue los pasos del Dr. Domínguez, líder de la célula que opera actualmente en centro-américa y algunos países de la amazonia. Lara se encuentra de incógnito en Cozumel, Mexico, siguiendo las pistas que va dejando La Trinidad y que presumiblemente llevan hacia un artefacto poderoso que puede hacer estragos en la sociedad moderna actual. Todo cambia cuando Lara, en su afán de impedir los planes de La Trinidad, se hace con el poder de una daga, desatando sin quererlo el apocalipsis maya y la muerte del sol. Hecho que hace mella en la personalidad de Lara, que en una mezcla de sentimientos de culpabilidad y rabia, trabajará a contrarreloj con el objetivo de evitar el fin del mundo, y mientras tanto acabar con La Trinidad en el proceso.

Este es el punto de partida argumental de Shadow of the Tomb Raider. En esta ocasión, Jill Murray (Assassin’s Creed IV, Assassin’s Creed III: Liberation) es la guionista principal tomando el relevo de Rhianna Pratchett, quién tuvo grandes ideas para los inicios de las aventuras de Lara Croft, pero no supo ejecutar del todo bien sus planes con respecto a la franquicia, ofreciéndonos historias muy previsibles, y personajes estereotipados un tanto plantos en cuanto a personalidad, inclusive la propia Lara. Ésta vez la situación cambia y nos encontramos personajes mucho mejor estructurados, con conversaciones más mundanas y cuyas circunstancias afectan de manera lógica y real en sus comportamientos.

shadow-of-the-tomb-raider-screenshot-030

¿CÓMO DE HABILIDOSO ERES?

Una vez ponemos en marcha el juego, tenemos cuatro niveles de dificultad para elegir. A las modalidades tradicionales se suma una nueva llamada “obsesión mortal” en el que no tendremos ayudas de ningún tipo del instinto de supervivencia; los combates serán más complicados, y solo se podrá guardar partida en los campamentos, lo que aumentará de forma drástica la dificultad al haber zonas muy extensas entre campamentos. Si no andas con cuidado, puedes incluso llegar a perder horas de juego. Como novedad, podremos desactivar los bordes blancos de las cornisas para que no sean tan evidentes como anteriores Tomb Raider, y suponga un reto mayor a la hora de investigar por dónde tenemos que escalar.

ESPECTÁCULO VISUAL

Gráficamente nos encontramos un juego que exprime al máximo la generación actual de consolas. Una mejora gráfica ligeramente superior desde Rise of the Tomb Raider, que es más notable debido al cambio de escenario, desde la monocromática nieve en el anterior juego, a la selva frondosa y abundante de Shadow of the Tomb Raider.

El modelado de Lara es sobresaliente, y las expresiones faciales acompañan el espectáculo visual que supone el juego, incluso en personajes secundarios. Ahora el mundo en el que se mueve Lara parece mucho más real, no solo gráficamente, sino por la cantidad de elementos en pantalla que podemos apreciar, cuidados hasta el más mínimo detalle, sobre todo en poblados grandes como la ciudad perdida de Paititi, donde los lugareños andan por las calles y se paran para conversar con nosotros; algunos incluso nos proponen misiones secundarias, con sus respectivas recompensas para completarlas y que alargan aún más la experiencia de juego. Otros detalles, como monos trepando por los árboles, insectos por el suelo, aguas cristalinas y paisajes nítidos crean la atmósfera necesaria que hace que nos sintamos verdaderamente dentro de una jungla.

El único punto negativo que le podría encontrar en el apartado gráfico, es que el tratamiento de la luz puede llegar a ser molesto por varias razones; en ocasiones los exteriores pueden ser demasiado brillantes, y las tumbas demasiado oscuras. Será habitual verte deslumbrado al salir de una cueva, o no poder ver absolutamente nada porque estás en una tumba oscura y Lara no enciende la linterna (que por cierto, es automática).

En Rise of the Tomb Raider, las linternas o bengalas también eran automáticas; aún a petición de los fans para cambiarlo a un control manual, en este nuevo juego sigue funcionando de la misma manera. Lo cual supone una desmejoría con respecto a anteriores títulos como Tomb Raider (2013) donde podías encender una antorcha manualmente, o Tomb Raider Legend donde Lara disponía de una linterna con batería limitada para alumbrar los lugares más oscuros. De la misma manera, también me parece mejorable el tratamiento de la luz sobre el personaje de Lara; habrá ocasiones en la que parezca un personaje detallado, y muy bonito, y otras veces su piel se tornará poco realista, como si fuera de cera.

Es posible que por este hecho, no podáis sacar a Lara con la mejor cara, en el nuevo modo foto, una de las mayores novedades en este Shadow of the Tomb Raider. Recientemente revelado, era una secreto guardado a voces, sobre todo desde que hace tiempo a Nvidia se le escapara ésta característica en la ficha técnica del juego en su página web (en su momento se pensó que iba a ser una característica exclusiva para PC, pero no ha sido así, ya que está disponible en todas sus versiones). Su manejo es muy básico y simple, pero cumple con su cometido. Podemos jugar con el brillo, la profundidad, la perspectiva, algunos filtros tipo Instagram, y modificar las expresiones faciales de Lara; lo cual resulta tremendamente divertido dependiendo del contexto en qué lo sitúes.

shadow-of-the-tomb-raider-screenshot-028.jpg

LA EXPLORACIÓN

Lara se mueve por escenarios amplios, de hecho Paititi supone el HUB más grande de Tomb Raider hasta la fecha. Las ciudades perdidas, las selvas, los poblados de indígenas, etc. son lugares para explorar y analizar, ya que si queremos enterarnos bien de la historia, deberemos leer documentos, murales y encontrar reliquias esparcidas por el escenario que nos van a meter más en la historia, y nos van a ofrecer un contexto claro de lo acontecido anteriormente con el objetivo de entender mejor los hechos actuales que suceden ante nuestros ojos y de los que formaremos parte. De la misma manera, no solo sabremos más sobre la historia a través de documentos.

La posibilidad de hablar con otros personajes, como aldeanos, también será muy útil para entender mejor ciertas situaciones. Un detalle muy cuidado es el hecho de poder elegir el idioma en el que te hablan los aldeanos, ya sea el idioma nativo de ellos (como el paititiano) o el idioma seleccionado por el jugador; lo que ofrece un nivel más alto de inmersión en el juego. Aun así, queda un poco extraño cuando los personajes hablan en su idioma y Lara responde en otro diferente, mientras transcurre la conversación de manera fluida como si nada.

39408342_10155858196406158_2121699713781596160_n

En ocasiones podremos incluso comerciar con vendedores locales, tanto compra como venta de artículos. Para conseguir dinero hay diferentes maneras: haciendo misiones secundarias, saqueando a enemigos caídos, vendiendo oro o jade: también se pueden vender materiales como pieles, veneno, restos, etc.. que vayamos encontrando. Todo en un sistema muy sencillo y básico, pero que funciona a la perfección y no supone ninguna dificultad.

En cuanto a las compras de artículos, habrá de todo. Desde lo más simple como armas nuevas o mejoras en el cuchillo, hasta trajes temáticos con beneficios para el jugador, tales como: las bajas sigilosas dan más experiencia, o los recursos extraídos de fuentes naturales dan más material, los enemigos tardan más en detectarte, etc.
Todos estos trajes o complementos también podrán ser desbloqueados en misiones o descubriendo criptas. A su vez, todas las tumbas tendrán como recompensa una nueva habilidad; como veis siempre habrá un premio para el jugador y no sólo el mero hecho de avanzar en la historia. En ésta nueva entrega hay un notorio aumento de la dificultad y en ocasiones, supondrá un verdadero reto el completarlas. Con razón, Lara se convertirá en la Tomb Raider que está destinada a ser. Cabe destacar el gran trabajo histórico que se ha realizado en este juego. Las referencias a dioses y personalidades de la cultura inca y maya serán constantes y nos ofrecerán un contexto amplio a la hora de examinar tumbas o criptas.

Con todas las acciones que hagamos, conseguiremos experiencia que podrá ser intercambiada por habilidades en los campamentos. Es un sistema que ya funcionaba así en anteriores Tomb Raider, pero con nuevas habilidades. También podremos mejorar armas con materiales encontrados, que nos darán mayores ventajas en el terreno. Sin duda la más útil es el silenciador, si queremos evitar enfrentamientos y pasar una zona con sigilo.

Los campamentos también nos darán la posibilidad de viajar a zonas pasadas para completarlas al 100%, lo que nos llevará más tiempo inclusive que completar el modo historia. El escenario es muy grande y deberemos coger todos los documentos y artefactos; completar los desafíos y tumbas opcionales será necesario para conseguir el platino con todos los trofeos/logros.

shadow-of-the-tomb-raider-screenshot-029

LA JUGABILIDAD

Como gran novedad jugable en esta tercera entrega del reinicio, podremos nadar y bucear a nuestro antojo. Habrá animales marinos que supondrán un desafío mayor para el jugador. Tendremos que tener mucho cuidado con los peces morena, que nos dejaran sin aire, o apostar por el sigilo con las pirañas (no hay manera de acabar con ellas, y una vez que te descubren, estas muerto). El sistema de nado es sencillo y fácil de manejar, controlando, eso si, el aire que te queda en los pulmones para no morir ahogado. De la misma manera que en el exterior, habrá que investigar bien las zonas subacuáticas en busca de pasadizos secretos o artefactos. En ocasiones será complicado encontrar secretos por la falta de visibilidad, pero no hay problema; podremos usar ciertas plantas para mejorar nuestra percepción de manera momentánea, y aquí es donde encontramos otra importante novedad jugable.

Lara podrá encontrar por el entorno ciertas plantas con diferentes características. Aparte de las ya conocidas plantas curativas, podremos usar otras plantas para mejorar la percepción en la exploración, que nos ofrecerán amplitud de visión para ver los recursos del entorno de forma destacada incluso detrás de las paredes.

EL COMBATE Y EL SIGILO

Las plantas de concentración nos ofrecerán ventajas en el combate, pudiendo ralentizar el tiempo mientras apuntamos con nuestras armas; hablando de combate, no vemos grandes cambios, salvo algunos gadgets que se acoplan a las armas existentes y que nos ayudarán a salir victoriosos. Lo que si he apreciado es que en este juego, la cantidad de combates y momentos de acción han sido reducidos de manera drástica; lo cual no me parece en absoluto un punto negativo, aunque haya personas que lo vean como tal porque esperan más acción.

La Inteligencia Artificial de los enemigos funciona muy natural y de manera lógica, siendo los combates nada fáciles cuando tienes un gran número de enemigos reagrupados persiguiéndote mientras otros se quedan rezagados disparando desde la distancia; por lo tanto, es mejor abogar por el sigilo, que resulta mucho más satisfactorio ya que puedes usar el entorno a tu favor. “Ser una con la jungla” es el slogan que la compañía ha utilizado en numerosas ocasiones, y en esta ocasión realmente nos da una ventaja notable, hasta el punto de poder ensuciarnos en barro para ocultarnos entre las plantas y pasar desapercibida mientras aniquilamos uno a uno a nuestros oponentes de manera silenciosa.

Shadow-of-the-Tomb-Raider-game-xlarge_trans_NvBQzQNjv4Bq9-zn32UdN-2qebTEmhS1ZXGTJFJS74MYhNY6w3GNbO8.jpg

LA CONCLUSIÓN DE LA HISTORIA DEL REINICIO

El juego nos depara un jefe final épico, a la altura de lo que cabría esperar para cerrar esta trilogía de Tomb Raider. Una vez nos lo terminamos, como punto muy negativo destacaría la falta de modalidades que extiendan un poquito más la duración del mismo.

Ya no tenemos multijugador competitivo como en Tomb Raider 2013, ni siquiera el modo “expediciones” del Rise of the Tomb Raider donde podíamos rejugar partes del juego usando modificadores para conseguir la mayor puntuación y aparecer en los rankings mundiales.

Es de esperar que hasta Abril del año que viene, se vayan añadiendo tumbas DLC con cooperativo online para jugar con amigos; pero para ello deberás disponer de la Croft Edition con todos los DLC futuros incluidos, la cual recomendamos si quieres vivir la experiencia “Shadow of the Tomb Raider” completa.

NOTA FINAL: 91.

Aspectos positivos:

  • Argumento y conversaciones elaborados.
  • “Vuelta a las tumbas”. La esencia de Tomb Raider se plasma en cada lugar recóndito o tumba que visitamos.
  • Gráficamente bonito. Escenarios con gran detalle.
  • Se aumentan las posibilidades de combate y sigilo. Matar enemigos resulta muy satisfactorio.

Aspectos negativos:

  • Falta de modos extras que aumenten su rejugabilidad en la versión “normal”.
  • Pocas novedades cuanto al gameplay. Hubiéramos agradecido la inclusión de nuevos movimientos o algún vehículo para manejar.
  • La sensación de pensar que este reboot de Tomb Raider podría haber dado más de sí. Nos hubiera gustado ver de nuevo algunos personajes olvidados.

La versión analizada corresponde a PlayStation 4 Slim. Muchas gracias a Square Enix por facilitarnos una copia digital del juego con semanas de antelación para poder elaborar este análisis.

Acerca de Dani Guerrero

Tomb Raider fan desde hace mas de 20 años. Aprecio cada época de Lara Croft como algo único y diferente. Además, soy fanático de los videojuegos en general y me gusta compartir mis propias opiniones.
Esta entrada fue publicada en Eidos Montréal, Reviews, Shadow of the Tomb Raider. Guarda el enlace permanente.